Siembran en mi güertu

Deja tu e-mail y te enviaré la cosecha del güertu a casa...

miércoles, 30 de marzo de 2011

HOTEL MARGARITA


Tras vagar por cientos de troncos, hiervas y flores, tras sortear miles de peligros, llega a este lugar de deseado reposo, “Hotel Margarita”, diez pétalos garantizan al visitante su máxima calidad, en su azotea tiene solarium y hace las veces de comedor, el buffet siempre de productos naturales y autóctonos: estigmas, filamentos y antenas llenan la mesa de ornamentos de temporada. Para que los clientes se puedan dar un banquete matinal (una suculenta hormiga o un mosquito “al ajillo”) se permite utilizar cualquier arte de pesca en sus instalaciones.





Olympus E-510
Zuiko 50 f:2
Flash Anular Metz 15 MS-1
50 mm
ISO 100
f:8
1/100 seg.

domingo, 20 de marzo de 2011

Pisando los ojos de la poesía...

... que puede resultar un título un poco tosco, incluso insultante, pero lo arrastro hasta aquí porque según dicen esta pequeña flor amarilla así se llama (ojo de poeta).
Como penitencia por los improperios arrastro también este mensaje pacificador de Miguel Hernandez que tanta falta nos hace últimamente.


Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.
Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.
Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.





Olympus E-510
Zuiko 50 f:2
Flash Anular Metz 15 MS-1
50 mm
ISO 100
f:8
1/100 seg.

POESIA : Cancionero y romancero de ausencias

martes, 15 de marzo de 2011

La libélula que quería ser mariposa


En la orilla de una charca, donde los juncos nacen el lo húmedo para mecerse secos al aire, allí donde el fango y el cieno cultivan seres misteriosos y mudables, allí habitaba una preciosa libélula, volaba y se posaba sobre los nenúfares, se deslizaba juguetona entre los manglares en la pacífica vida de su charca.

Un día en su vuelo matutino, las nubes cubrieron el cielo y un fuerte viento se levanto a su paso sobre los juncos altos, fue secuestrada por el aire, el fuerte viento del norte la alejo de su charca para llevarla a una pradera, una zona descampada, lejos de su entorno, lejos del agua,... todo el suelo estaba cubierto de hierba, los juncos aquí eran pequeñas margaritas, los nenúfares grandes flores; margaritas, pequeños cardos y miles de colores llenaban el campo repleto de flores silvestres. Allí vió que la pradera estaba habitada por unas libélulas muy extrañas, con grandes alas de colores que volaban con el viento lánguidas y sutiles, se movían con orgullo y con rapidez,… paró sobre un pensamiento e instantes después una majestuosa y hermosa Macaón aterrizaba a su lado, la libélula, admirada por sus preciosos colores le dijo, - amiga libélula, ¿cuál es tu procedencia? ¿de donde has sacado esas maravillosas alas?- La Macaon muy elegante la miró directamente a sus ojos enrejados y le dijo…

- Querida, no soy una libélula, soy una mariposa y antes que mariposa fui una oruga, una oruga gorda y fea, todos los habitantes de la tierra sentían repulsión al verme, y jamás se paraban a admirar mi belleza,… en cambio tu querida, has sido una larva preciosa, has conocido los secretos de las profundidades de una charca antes de convertirte en lo que eres, y tus alas, tus alas reflejan el sol en iridiscentes colores, en tus alas querida esta el arcoiris, nunca se te olvide hermosa, yo he nacido con estos colores, pero en ti están todos y cada uno de ellos y además varían a cada segundo que pasa, CREETELO, ERES PRECIOSA.

Y la libélula, voló loca de contenta esperando que otro trozo de viento la arrastrase nuevamente a su charca para poder contar a sus amigas lo preciosas que eran…

martes, 8 de marzo de 2011

Tiempo de exposición

Es igual a la duración del instante que inmortalizamos mientras el obturador de la cámara está abierto..., este, marca el rango temporal que te quedas, historias de instantes de una milésima parte de segundo, marcados claramente por la nitidez, por la arista, por la inmovilidad, por el ya mismo, otras historias de largos tiempos de exposición que algunas veces sobrepasan los sesenta segundos, donde se cuelan luces, matices móviles y difusos, que generan una historia larga y más compleja de asimilar.

El instante que fotografiamos es único y gracias a nuestra EXPOSICION lo hacemos perenne en la historia.

Olympus E-510

5 seg.
f:10
ISO 100
Adobe Lightroom