Siembran en mi güertu

Deja tu e-mail y te enviaré la cosecha del güertu a casa...

miércoles, 12 de marzo de 2014

Cerrado por vacaciones, indefinidas...


Todo cuerpo, toda mente necesita un descanso de cuando en cuando; levar anclas, izar velas y NO dejar que la deriva nos arrastre a su antojo.
Fui…, soy feliz en mi Güertu de limones, SIEMPRE lo he sido, soy libre…SOY, es mi pequeño reducto independiente, un espacio vital en el cual MADURO pero es TIEMPO DE CRECER por otros lugares, en la reflexión, en el MUNDO.
Agradezco con el CORAZÓN HENCHIDO todos cuantos habéis sembrado aquí una pequeña semilla en forma de letra, de llamada o de mensaje, GRACIAS...
Lo más probable es que vuelva, quizás viajando en mi moto y mostrando los tesoros que rescato en mi mochila, quizás desde un desierto donde soledad sea mi mejor compañía, como dicen en los cuentos de princesas… quizás sí, quizás no… Esta es la entrada DOSCIENTOS (200) que comparto, me gusta que sea un número redondo, tengo la sensación de que estaba predestinado a esto.

Me despido conmigo mismo y mi FIEL Beto, él sigue el CAMINO junto a mí. Tengo tanto que aprender de él… Una  POESÍA que lleva mucho tiempo en la carpeta de entradas sin llegar a ser publicada hoy también verá la luz, porque hay luchas que continúan... Y una CANCIÓN de AMOR...

Hasta siempre…




Escribió Rafael Alberti a Dolores Ibarruri


¿Quién no la mira? Es de la entraña
del pueblo cántabro y minera.
Tan hermosa como si uniera
tierra y cielo de toda España.

¿Quién no la escucha? De los llanos
sube su voz hasta las cumbres,
y son los hombres más hermanos
y más altas las muchedumbres.

¿Quién no la sigue? Nunca al viento
dio una bandera más pasión
ni ardió más grande un corazón
al par de un mismo pensamiento.

¿Quién no la quiere? No es la hermana,
la novia ni la compañera.
Es algo más: la clase obrera,
madre del sol de la mañana.