Siembran en mi güertu

Deja tu e-mail y te enviaré la cosecha del güertu a casa...

lunes, 30 de marzo de 2015

Confesiones blogueras en cámara lenta


El mundo de la blogosfera va evolucionando,  veo amigos blogueros con los que empecé en este mundo de la mano y que ahora han despegado, tienen miles de seguidores, un dominio… ¡ UN DOMINIO...! Estas palabras ahora familiares hace unos años a mí me sonaban a la NASA, recuerdo la ilusión con la que empecé, como configuré mi blog, medidas, colores, que si HTML, madre mía que líos me hacía y me hago…  Pero en aquella época todo era nuevo, complicado pero emocionante, crear tu propio espacio virtual, un pequeño rincón dentro de este universo de las redes donde poder dejar tu impronta y que todo el mundo ¿qué mundo? El UNIVERSO..!!  Viese tus fotos, tus palabras y miles de inquietudes mostradas en distintos formatos, porque aquí se llega sin coraza y aunque a ratos he tenido que ponerla,  así sigo a en pelota picada, pues la vida me ha ido bastante bien y hoy soy una persona feliz; he conocido a gente estupenda, a verdaderos artistas que merodean por aquí pensando como yo que nadie mira su trabajo, dejando la huella en algún servidor que sabe dios dónde estará pero guarda secretos a voces de nuestro ego más artístico…   

Las redes sociales son también armas peligrosas, “no es oro todo lo que reluce” y he podido ver que existen personajes atrapados al amparo de seudónimos, seudónimos  que extinguen a la persona para que sobreviva el actor, narcisistas llenos de inseguridades que enloquecen por  la palmada en la espalda, por la aprobación popular, por un “me gusta…”  Individuos incapaces de soportar el exilio y capaces de mancillar entre líneas a cualquiera que no comulgue con ell@s. En alguna ocasión me he preguntado si yo perteneceré a ese grupo,  como dicen en los cuentos de princesas…
Quizás sí, quizás no… 




miércoles, 25 de marzo de 2015

Pansexualidad


Abogo por la pansexualidad, por la libertad, por el derecho natural de sentir como uno quiera, por la emancipación del corazón.

Orgulloso de mi visión del amor sin piel que lo someta. 


viernes, 20 de marzo de 2015

Siguiendo el camino…


Hace un año y unos días que llegué a la otra orilla y me vestí para continuar el camino en otro formato, sin manifestaciones, sin muestras. Hoy me vuelvo a desnudar porque quiero cruzar de nuevo. ¿Ha pasado solo un año? Hubiese jurado que fue una década, cómo esperar entonces a exponerse… Si cada día me encuentro con un arroyo, un río y hasta lagos donde hacerme el muerto.

Sigo caminando, saltando muros y pisando charcos y aunque algunas veces la salud me haga flaquear a ratos hasta esprinto. Sí..., sigo sintiendo que la vida es un regalo demasiado espléndido como para malgastar un solo segundo y cada día cuando un caminante deja esta senda nos lo recordamos. ¡Cómo si no lo supiésemos…!

Aquí estoy con mi Beto, mi fiel Beto contándonos las canas de la barba y riéndonos pues... ¡Qué coño, no nos sientan tan mal!

¿Echamos una carrera…?